Mantenimiento de Subestaciones



¿Qué es el mantenimiento?

Es el conjunto de las actuaciones técnicas y administrativas que aseguran la optimizacion de la efectividad en el funcionamiento de los equipos.

Con el fin de conservar en buen estado funcional todos los elementos que integran una subestación eléctrica, se realiza el servicio de mantenimiento preventivo; el cual consiste en la revisión física, limpieza, lubricación, apriete de conexiones, así como pruebas mecánicas, eléctricas y dieléctricas de los equipos.

El frecuente mantenimiento a subestaciones eléctricas, es fundamental para asegurar el correcto funcionamiento de las mismas, con el obejtivo de detectar con anticipación posibles fallas que puedan presentarse, con esto se asegura que la subestación estará funcionando normalmente libre de desperfectos e interrupciones inesperadas. Las consecuencias que se tienen por la falta de mantenimiento a las subestaciones eléctricas son muy graves ya que pueden ocasionar el paro de todas las actividades de la empresa, en ocasiones hasta por varios días y también pueden provocar fatales accidentes.

La frecuencia recomendada para realizar el mantenimiento de las subestaciones eléctricas es de un año, si esto se respeta se mantendrá información reciente y confiable del estado en el que se encuentran las subestaciones y se puede tomar de manera inmediata acciones cuando se detecte alguna desviación o falla inminente, a fin de que ésta no escale y se convierta en una falla grave. El mantenimiento subestaciones eléctricas proporciona información cualitativa y cuantitativa confiable y de fácil interpretación. La información cuantitativa se puede comparar con la obtenida en periodos anteriores a fin de detectar alguna tendencia.

El mantenimiento a las subestaciones abarca típicamente el mantenimiento al gabinete de media tensión, al transformador, al gabinete de baja tensión, al banco de capacitores y al sistema de tierras físicas.